Talleres festeóo con un empate el retorno a Primera División

Posted by EyM Sports on 11:11


A estadio lleno, Talleres festejó el campeonato de la B Nacional, que significó el ascenso a la Primera División del fútbol argentino.
Una multitud (casi 60 mil personas en el Kempes) disfrutaron de la fiesta previa y luego, del homenaje a los jugadores que devolvieron a la “T” a la máxima categoría del fútbol.
Luces, banderas y una puesta en escena impresionante le dio marco a la celebración de Talleres, que volverá a estar en Primera luego de 12 años, de acuerdo a lo señalado en su sitio web por el diario La Voz del Interior.
Después de los festejos, se jugó el partido contra Brown de Adrogué. Fue 0 a 0 casi sin emociones, aunque dejó dos noticias: Pablo Guiñazú debió dejar el campo de juego por lesión, y además la “T” mantuvo el invicto.
 El equipo cordobés sumó de esta manera 38 cotejos sin perder en torneos oficiales, 18 en el Federal “A” y los 20 restantes en la “B” Nacional, habiendo perdido solamente en los 32vos. de final de la Copa Argentina ante Defensa y Justicia.
Cabe recordar que el equipo dirigido por Frank Kudelka logró anticipadamente el ascenso a la máxima categoría del fútbol argentino, al ganarle la semana pasada en forma agónica a All Boys en Floresta.
Terminado ese partido en la ciudad autónoma de Buenos Aires el plantel se trasladó a Córdoba, donde festejó a la medianoche ante unos 25.000 hinchas que se acercaron al Kempes a saludar a sus jugadores y festejar el campeonato.
EL PARTIDO ANTE BROWN FUE 0 A 0
El equipo dirigido por Frank Kudelka igualó 0 a 0 en Córdoba frente a Brown de Adrogué en la penúltima presentación de ambos por el Torneo de Transición 2016 de la Primera B Nacional.    Talleres de Córdoba festejó anoche su regreso a Primera División ante su gente, que colmó las tribunas del estadio Mario Kempes, en el empate sin goles ante Brown de Adrogué, durante uno de los dos encuentros que abrieron ayer la vigésima fecha del certamen. 
De esta manera, el “Matador” mantuvo el invicto en el torneo local (sólo perdió por la Copa Argentina frente a Defensa y Justicia) y suma ahora 48 puntos, mientras que los conducidos por Pablo Vicó tienen 28.
El recibimiento de su público, que verá a la “T” en la máxima división luego de 12 años, fue increíble, con todos los sectores de las gradas llenas y un aliento ensordecedor durante los 90 minutos.
Además, el equipo rival le hizo un pasillo cuando ingresó el campeón, como honor por el título conseguido la semana pasada ante All Boys, en Floresta, y los futbolistas cruzaron saludos en la previa a un duelo que tuvo un gran valor simbólico para el local.
De hecho, eso se reflejó en el pobre primer tiempo que protagonizaron ambos elencos, que prácticamente ni patearon al arco y, más allá de la excusa del pésimo estado del césped, dividieron constantemente la pelota, dejando como espectadores de lujo a los arqueros.
Para colmo, el dueño de casa perdió a su capitán, Pablo Guiñazú (ingresó Emanuel Reynoso), por una lesión en su rodilla izquierda y debió ser reemplazado de inmediato.
El complemento comenzó con el visitante más atrevido, intentando vulnerar la última línea con la sociedad compuesta por Cristian Chávez y Mauricio Asenjo, quien contó con dos ocasiones claras, pero falló.
Sin embargo, rápidamente la intención del “Tricolor” se pinchó y todo volvió a ser monótono, con la conformidad de los dos por no perder. 
Igualdad en Lomas
Los Andes e Instituto de Córdoba empataron 0 a 0, en el encuentro que ayer dio inicio a la vigésima fecha, penúltima del Torneo de la Primera B Nacional.
El encuentro, de trámite  discreto y sin mayores atractivos, terminó con una igualdad sin goles que terminó siendo justa, porque ninguno de los dos tuvo demasiadas ideas y claridad para generar fútbol ni situaciones de peligro.
En el primer tiempo se destacó un cabezazo del mediocampista Nicolás Ramírez que se estrelló en el travesaño, que fue la jugada más clara del partido.
También hubo una situación confusa que terminó con la expulsión del arquero Hoyos (29m. (ST), cuando derribó al delantero local Matías Linas. El árbitro dejó seguir la jugada, perdiéndose finalmente la pelota por un costado, cobrando el juez la pena máxima. Sin embargo, a instancia del juez de línea Walter Ferreira rectificó la decisión y cobró tiro libre, dado que la falta se produjo fuera del área grande.
Los Andes suma ahora 27 unidades en la tabla, mientras que Instituto sigue último con 15 puntos.
Fuente: El Litoral